Inicio Noticias Contacta

Transcripción de entrevistas (ejemplos)

Tiempo estimado de lectura: 13 minutos
Transcripción de entrevistas (ejemplos)

Aquí os dejo la transcripción de entrevistas, para que os podáis poner en el papel del opositor, son tanto de Policía Nacional, como de Guardia Civil:

Narración descriptiva del desarrollo de una entrevista para la oposición a Policía Nacional

Hace varios meses que empezamos a estudiar la oposición al Cuerpo Nacional de Policía, hace varios meses que presentamos la inscripción, e incluso hace varios meses que aprobamos la primera de las pruebas de la oposición. Ahora nos encontramos frente al último reto para lograr nuestro objetivo…formar parte del Cuerpo Nacional de Policía.

El día de la entrevista también tendremos que pasar el Reconocimiento Médico y nos tomarán las medidas para el uniforme (si te presentas a Policía Nacional, si es a Guardia Civil son días diferentes). Llegaremos, con los nervios destrozados, y tras varias horas de espera, análisis de sangre, electrocardiograma, pruebas de audición y de vista, rellenar varios documentos y otro sinfin de problemas, nos encontraremos frente a frente con dos miembros del Cuerpo Nacional de Policía, vestidos de uniforme, de los que dependerá que tanto esfuerzo haya valido la pena o no.

Pero…¿en qué consiste la entrevista personal? ¿Qué preguntas nos van a hacer? ¿Estaré preparado para la entrevista?…

En primer lugar tendremos que esperar en una sala a que nos llamen. Un policía, que suele estar de mala leche, nos llamará y nos indicará un número de puerta. Nos pedirá que nos sentemos en una silla que hay al lado de dicha puerta y que esperemos a que nos llamen. Tras preguntarle varias veces a este policía que nos repita el número de la puerta (porque con los nervios ni habremos entendido el número, ni sabremos si tenemos que llamar o esperar a que nos llamen…) nos sentaremos y esperaremos…

Tras varios minutos de espera, la puerta se abrirá y un policía de uniforme dirá en voz alta nuestro nombre. Nos pondremos de pie…y llegará la primera duda de la entrevista…¿Tenemos que darle la mano? La respuesta no es sencilla, lo mejor es esperar a ver cómo actúa el policía, si nos tiende la mano por supuesto tendremos que devolver el saludo. Si se queda quieto le tenderemos la mano para saludarle. Si el policía, sin saludarnos, entra dentro delante de nosotros, entraremos detrás de él en la habitación y esperaremos a ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

Una vez dentro veremos a otro policía sentado en una mesa y una silla en medio de la habitación. En este momento, si los policías no están escribiendo o haciendo alguna otra cosa, lo más conveniente es ofrecer nuestra mano para saludar, si al policía que nos abrió la puerta ya le saludamos, entonces saludaremos y nos presentaremos al segundo policía, si aún no he saludado a ninguno de los dos, ofreceremos nuestra mano a ambos y nos presentaremos diciéndoles nuestro nombre y apellidos.

Esperaremos de pie a que nos pidan que tomemos asiento en la silla que hay en la habitación. Esta silla, ya de por sí, asusta un poco. Suele ser una silla de colegio de estas pequeñas que no nos permitirá sentirnos cómodos en ningún momento, además la habitación posiblemente esté vacía con una mesa y dos sillas para los policías y una única silla esperándonos.

Nos sentaremos y dará comienzo nuestra entrevista personal para, con ella, terminar nuestra oposición al Cuerpo Nacional de Policía.

Debemos saber que nos pueden preguntar sobre cualquier cosa y que, posiblemente, cuenten con datos sobre nosotros, con nuestros resultados del resto de las pruebas, nuestras respuestas al test de personalidad que hicimos anteriormente, nuestros resultados de las pruebas de ortografía y psicotécnicos (que nosotros no sabremos).

Lo que debemos tener presente es que no les va a importar tanto nuestras respuestas, sino nuestra actitud. Nos intentarán, por todos los medios, poner nerviosos y que perdamos la calma…y esto es lo que hay que evitar. Si no respondemos nada raro y aguantamos el tipo mientras nos preguntan y contestamos tranquilamente, con toda probabilidad pasaremos esta prueba. Si perdemos los papeles, nos ponemos excesivamente nerviosos o nos pillan mintiendo, casi seguro que suspenderemos la entrevista personal.

A cada persona le preguntan cosas diferentes, intentando buscar el punto débil de cada uno para hacernos perder los nervios. Si tenemos una carrera universitaria harán hincapié en que no tenemos ambición y en que nos presentamos a la Escala Básica en vez de a la ejecutiva y nos preguntarán al respecto. Si tenemos hijos nos atacarán diciendo que cómo podemos ser tan malos padres como para abandonar a nuestros hijos mientras estemos en la Academia de Ávila. Si hemos vivido fuera de España nos pedirán explicaciones y nos preguntarán si no nos gusta nuestro país. Si tenemos familia en el Cuerpo nos preguntarán si pensamos que por tener enchufe nos van a dar facilidades, y si no tenemos familia en el Cuerpo nos pedirán explicaciones sobre si no tenemos idea de cómo funciona el Cuerpo Nacional de Policía cómo podemos saber que nos va a gustar. Si tenemos más de 27 años nos dirán que somos muy mayores para entrar, y si tenemos menos de 24 años nos dirán que somos demasiado jóvenes. Si no tenemos estudios nos llamarán vagos y nos pedirán explicaciones. Si hemos aprobado las físicas por los pelos nos atacarán con que no estamos preparados y que hay mucha gente mejor que nosotros que quiere acceder al CNP. Nos preguntarán si hemos tenido problemas con la ley…y si los hemos tenido posiblemente lo sepan. Si fumamos o hemos fumado porros.

Si nos ven nerviosos nos preguntarán si perdemos los papeles con facilidad como lo estamos haciendo en ese momento….Y, como éstas, miles de preguntas y de posibilidades en función de nuestra vida pasada y actual. Nos preguntarán si bebemos alcohol…y debemos ser sinceros pero sin pasarnos, una buena respuesta podría ser que tomamos alcohol con moderación y esporádicamente en acontecimientos señalados como bodas o reuniones, y que en algunas cenas o comidas especiales nos gusta beber una copa de vino.

¿Qué debemos responder en cada caso? No hay unas respuestas fijas que nos hagan pasar la entrevista con toda seguridad. Lo mejor, en primer lugar es no mentir, ser sinceros dentro de unos límites. Debemos tener presente en todo momento que lo que quieren es ver cómo nos desenvolvemos ante presión, no les importa tanto nuestras respuestas sino cómo respondemos. Lo que no debemos, es perder los papeles, ponernos nerviosos, hacer gestos con el cuerpo, ni mentirles.

Transcripción entrevista 2016 a Guardia Civil

Esta es una entrevista que ha publicado un opositor. Para que veáis las preguntas en concreto que le hicieron.

Dos personas: una Alférez y un Teniente. Total unos 15 minutos aprox. de entrevista

Me hacen pasar, le entrego el DNI, espero de pie junto a la silla y me dicen que me puedo sentar. Miran el DNI,

Teniente: vemos que tiene 29 años, ¿correcto?

Yo: Sí

Teniente: bien, ¿nervioso?

Yo: Sí un poco, lo normal en esta situación, es poco habitual y nos jugamos mucho.

Teniente: Entiendo

Teniente: ¿Por qué siendo militar y optando a las restringidas no viene vestido de uniforme?

Yo: Puesto que en las bases de la convocatoria no especifica el tipo de indumentaria, y ya que soy militar las 24 horas del día, vaya o no vestido de uniforme, he optado por ir como me sentía más cómodo.

Teniente: Bien, ¿pero no cree usted que es contradictorio el hecho de serlo y no venir con el uniforme como otros compañeros?

Yo: No considero que sea contradictorio, para los militares es la pregunta existencial si venir o no vestidos de uniforme, ayer tomé la decisión de venir así y la he mantenido.

Teniente: Ok, veo que su padre es Policía Nacional, cómo ve el hecho de que se presente a la Guardia Civil.

Yo: Perfecto, tengo el total apoyo de la familia, mi padre tiene en muy alta estima a la Guardia Civil, por su profesión mantiene una estrecha relación, tanto laboral como personal con el Cuerpo.

Teniente: Veo que en su Biodata ha puesto que lo que menos le gustaría es la movilidad geográfica ¿puede explicarlo?

Yo: No es que tenga ningún inconveniente en la movilidad, puesto que soy militar y llevo muchos años fuera de casa, pero considero que es lo que a todos nos gusta menos, estar lejos de la familia, pero no es que no me guste, como nos invitan a marcar alguna….

Teniente: Y por qué no ha dejado en blanco esa opción.

Yo: Porque honestamente no sabía que existía esa posibilidad, si lo hubiera sabido no hubiera marcado ninguna casilla.

Teniente: ¿tiene pareja?

Yo: Sí, 10 años llevamos juntos.

Teniente: ¿Qué piensa ella de que usted quiera ser Guardia Civil?

Yo: Me apoya, tengo la ventaja de que ella me conoció siendo militar, y en las funciones y servicios es parecido.

Teniente: ¿Cómo la describiría?

Yo: Honesta, inteligente y en continua formación, le gusta avanzar profesionalmente, ya le digo que tengo su total apoyo, nos compenetramos muy bien y entendemos que ambos queramos sentirnos realizados profesionalmente.

Alférez: ¿Sabe usted lo que es el día a día de un Guardia Civil?

Yo: ¿Se refiere a las funciones?

Alf: Sí.

Yo: Sí, en Seguridad Ciudadana, que es la especialidad más cercana al ciudadano. Mi padre es Policía Nacional y hace la misma función.

Alf: ¿Qué especialidad le gustaría realizar si entra?

Yo: Sobre el papel siempre se tiene alguna preferencia, pero como no conozco a fondo el Cuerpo, permítame que me lo reserve y las conozca desde dentro y luego ya elegiré, no le cierro puertas a ninguna.

Teniente: ¿Si fuera una cosa, que sería?

Yo: (después de un tiempo pensando) una pluma estilográfica.

Teniente: ¿Por qué?

Yo: porque es útil en el día a día de quien la utiliza y tiene una caligrafía más fina.

Teniente. ¿y si fuera un animal?

Yo: Un perro, por su lealtad, su compañerismo.

Teniente: ¿Si no entrara, dejaría el Ejército?

Yo: No, en absoluto, seguiría estudiando y me presentaría el año que viene.

Teniente: Muchas gracias la entrevista ha terminado puede salir.

Transcripción entrevista 2017 a Guardia Civil

Tras aproximadamente una hora y media de espera en el patio, momento que aprovechas para hablar con el resto de opositores, finalmente oigo que dicen mi nombre.

Me acerco a una mesa donde había un capitán, doy mi DNI y me entrega una tarjeta que pone “AULA X”

Mientras me encamino a mi aula, por el pasillo voy escuchando las conversaciones del resto de entrevistas (son aulas sin techo).

Tras llegar a mi aula al final del pasillo, toco a la puerta y escucho: “un momento por favor”.

Pasan 2, 5 , 10, 15 minutos… sé que me están poniendo a prueba e intento gestionar ese tiempo de la mejor manera posible, lo utilizo para respirar profundamente, dar pequeños paseos…intentando relajarme y no ponerme más nervioso.

Finalmente se escucha:

-¡¡Adelante xxxx, puede pasar!!

Abro la puerta y ya tengo una visión de lo que va a ser el aula y mi tribunal. Son un capitán y un guardia.

-Buenos días, ¿me dan su permiso?

Capitán- Por supuesto, pasa, pasa ¿Estás nervioso?

-Bueno, un poco sí.

C -¡No te pongas nervioso hombre! ¡aquí no nos comemos a nadie!

-Jaja, ya, es simplemente la situación.

C-Ya entiendo

Guardia (creo que era el psicólogo)- Bueno xxx, cuéntanos algo sobre ti.

-Soy de tal, nací en tal, tengo 25 años. Tengo una hermana pequeña, mis padres tienen un bar allí, en el que tanto mi hermana como yo ayudamos desde la edad laboral, compaginándolo siempre con los estudios. Toda mi familia vive allí.

Estudié criminología, terminé el año pasado y en octubre empecé a prepararme la oposición.

G- ¡Buena zona esa! Hay buenos caminos para hacer rutas en bici. ¿Te gusta montar en bici?

-Sí, pero no salgo todo lo que me gustaría.

G- ¡Claro, tanto tiempo en el bar no te deja tiempo! Jaja. Bueno, y ¿Por qué estudiaste criminología? ¿Por qué no empezaste a opositar al terminar la ESO o bachillerato?

-Bueno, yo tenía decidido al cumplir los 16 años que quería ser guardia civil, pero decidí seguir con mi formación académica. Hice selectividad y me dio buena nota para hacer criminología, que era la carrera más relacionada con este puesto de trabajo y decidí hacerla, puesto que al terminarla iba a presentar un mejor perfil académico para acceder a la guardia civil y con mucha más madurez y conocimientos.

C-Bien, y su hermana, ¿qué estudia?

-Estudia una carrera universitaria en tal sitio.

C- De acuerdo, y ¿tu familia que opina de que quieras ser guardia civil?

-Están encantados con mi decisión.

G-¿En serio? Y ¿qué van a pensar cuando dejes el bar?

-Pues seguro que les entristecerá, porque llevo muchos años trabajando ahí y confían mucho en mí, ya que tengo mucha experiencia y trabajo bastante bien. Pero les alegrará mucho más que apruebe esta oposición y me vean feliz, puesto que es lo que siempre he querido.

C-¿Ah si? ¿Por qué cree usted eso?

-Ya le digo, están muy contentos de ver que mi sueño se esté cumpliendo, además ven en mí una gran proyección dentro del cuerpo, puesto que cuento con una gran formación académica.

C-Cuéntenos, ¿a qué se dedica en el bar?

-Mi función es estar de encargado de una zona del bar, llevar las cuentas, controlar a los camareros, servir en la barra y en las mesas.

G-Y los camareros ¿obedecen sus órdenes bien?

Sí, mi hermana puede que alguna vez me rechiste alguna orden porque tiene más confianza conmigo, pero le hago entender cómo son las cosas, puesto que llevo más años que ella trabajando ahí.

C- ¿Qué es lo que menos te gusta del bar?

-Quizá el tener que aguantar a gente bebida a última hora, cuando tienes que cerrar y no se quieren ir.

G-¿Y cómo actúa usted en esos momentos?

-Pues quito la música, enciendo las luces y les pido que abandonen el local, puesto que ya vamos a cerrar.

G- ¿De verdad? Y si se le encara algún cliente ¿actúa de la misma manera?

-Sí, les hago entrar en razón y les pido que abandonen el local.

G-No sé yo si es muy efectivo hacer entrar en razón en esos momentos. ¿No sería mejor coger un palo y echarlos a la fuerza?

-No, nunca se me ha pasado por la cabeza hacer eso. Soy una persona muy tranquila y con mucha paciencia.

G-Bien, vemos que tienes el título de dirección de seguridad. ¿Nunca has buscado trabajo de eso?

-No señor

G-Vaya, con la de pasta que puedes ganar siendo director de seguridad, con carrera, y coges y eliges meterte a la guardia civil, cobrando bastante menos. Explícame eso, a ver, que no me cuadra.

-Yo lo que quiero es ser guardia civil, antepongo la vocación al sueldo. Es lo que he querido ser siempre. Ese título me ha venido muy bien para ampliar mis conocimientos, pero no se me ha pasado por la cabeza buscar una salida profesional que no sea en la guardia civil.

C- Bueno, y su novia ¿qué opina de todo esto?

-Está muy feliz de que quiera ser guardia civil, me ha apoyado desde el primer momento.

C-Pero sabe que cuando vaya a Baeza van a estar un año sin verse apenas ¿no?

-Sí, ella lo sabe.

G- ¿A qué se dedica ella?

-Terminó la carrera tal el año pasado y este año ha hecho un master de tal, ahora está preparándose la oposición a tal.

G-¿Cómo ha preparado la oposición este año?

-Me fui en octubre a Madrid a tal academia, y lo compaginaba con el trabajo, yendo los fines de semana y puentes al pueblo a ayudar, también tenía trabajos esporádicos como tal y tal.

C- ¿Con quién vivía?

-Con mi novia y una prima

C- ¿Y ahora su novia que hace?

-Está en el pueblo viviendo con su madre, dejó el trabajo para preparar la oposición.

C- ¿Pero de verdad cree que van a aguantar viéndose tan poco?

-Sí, además ya hemos estado separados muchos años. Ella estudiaba en tal ciudad y yo en tal otra, por lo que nos veíamos algunos fines de semana, fiestas, etc., no va a ser algo nuevo para nosotros.

C-¡Así se aguanta mejor una relación! (Risas entre G y C)

G- Vemos que has opositado a CNP, ¿por qué?

-Me presenté para ver cómo era una oposición a funcionario del cuerpo de seguridad del estado, puesto que el temario tiene temas comunes. Lo hice principalmente por eso, y para poner a prueba mis conocimientos.

G-¿Y si hubiera aprobado? ¿Si consiguiera ser policía nacional?

-Como mi objetivo es ser guardia civil, me volvería a presentar a GC.

G-Vaya, y ¿por qué? ¿Qué diferencia hay entre un cuerpo y otro si las funciones son casi las mismas?

-Desde pequeño me ha llamado mucho la atención la GC, puesto que en mi pueblo hay una compañía y muchos GC son amigos de mis padres. Además me identifico mucho con los valores de la institución. Me gusta más vivir en zonas rurales.

C-¿Conoce a muchos GC?? A ver cuénteme

-Sí, mis padres han tenido mucho trato con muchos y yo también, ya que pasan por el bar. Conozco a 3 oficiales (un teniente y dos comandantes) y muchos guardias amigos míos.

C-¿De qué habla con ellos?

-De muchas cosas. Me intereso mucho por las funciones que desempeñan, por los turnos que tienen, les pregunto por la oposición y ellos a mí también, les pido consejos…

G-Muy bien xxx, ¿te gustaría hacer alguna pregunta al tribunal?

-No, en este momento no tengo ninguna.

G-¿Qué tal has visto la entrevista?

-Bien. Estoy satisfecho, ya que me he mostrado tal como yo soy desde el principio y he sido sincero en todo momento, quizá algo nervioso, eso sí.

G-¿Qué cambiarías de la entrevista?

-Nada, salvo haber tenido un poco menos de nervios, pero por lo demás bien.

G-Si esta tarde se encontrara un no apto ¿por qué crees que sería? ¿Se acordaría de nuestras madres?

-En absoluto, ustedes hacen su trabajo y evalúan a cada opositor de la mejor forma que pueden.

G-Y si suspendieras ¿qué harías?

-Me volvería a presentar al año que viene con la misma ilusión y con más ganas aún.

G-Por mi parte ya he acabado

C-Sí, ya hemos acabado la entrevista. Puedes levantarte xxx

-Vale.

Me levanto de la silla, recojo el DNI. Les doy la mano a los dos.

-Muchas gracias por su tiempo, y ojalá podamos ser compañeros.

C y G- Gracias a ti. Mucha suerte xxx. Adiós

Comentario de un opositor sobre su experiencia

Para finalizar, os pongo un comentario de un opositor sobre su experiencia, que resume a la perfección todo lo que acabamos de ver:

«Hola que tal, yo ya llevo 6 años en el cuerpo y os explico más o menos cómo va. Los psicólogos que os van a entrevistar son los mismos que os darán clase en la academia (casi todos). Ellos se fijan en los movimientos corporales pero no demasiado tampoco, saben que somos humanos y estamos nerviosos, es normal, no te van a tirar por cruzar las piernas ni tonterías de esas, el que diga lo contrario miente. Lo único que quieren es que digas la verdad y para eso hacen los test. El que ponga que nunca ha bebido nada, pues miente (¿cuánta gente no ha bebido nunca?) y cosas por el estilo. Si contestáis sinceramente y ve que dices la verdad te pasa, si ve que le das muchas vueltas a una respuesta sabe que estas mintiendo. Hay algunos que te atacan directamente como me pasó a mi (me insultó y le conteste sinceramente: «si es lo que usted piensa», y ya está, como vio que no me puse “farruco” acabó la entrevista. Fueron diez minutos nada más. Para que os hagáis una idea lo mejor es no mentir, porque te pillan, además es que se nota cuando se miente; ellos lo notan (ojo, tampoco os estoy diciendo que si os pregunta que si habéis tomado drogas alguna vez digáis que sí). Resumiendo: Sinceridad, nada de prepotencia ni “farruqueo” y poco más. Suerte a todos.»

 

MUCHA SUERTE A TODOS, SED POSITIVOS Y ¡PERSEGUID VUESTROS SUEÑOS!